open access

Comentado de:

Schuez-Havupalo L y col. BMJ Open. 2017 ;7:e0146351 .

Objetivo

Explorar asociación entre el inicio de la guardería y la carga de infecciones respiratorias en niños menores de dos años.

Lugar, participantes y diseño

Estudio de cohorte prospectiva que incluyó 894 niños del estudio observacional STEPS (Steps to the Healthy Development and Well-being of Children’ Study) nacidos entre enero de 2008 y marzo de 2010 en el Distrito de Hospitales del Sudeste de Finlandia y seguidos hasta los dos años de edad.

En este trabajo se asumió como guardería a cualquier cuidado brindado a los niños por algún personal externo a la familia. A los efectos de evaluar la potencial influencia del inicio de guarderías sobre las infecciones del tracto respiratorio, los niños fueron clasificados en tres grupos de cuidados: 1) que el cuidado del niño haya sido en forma exclusiva en su propio hogar, a cargo de algún familiar durante la duración total del seguimiento; 2) que el cuidado del niño haya sido al menos una vez integrando un grupo de hasta cinco niños con un/a único/a cuidador/a entrenado externo a la familia, llevado a cabo en el hogar del cuidador o en la vivienda de alguno de los niños (guardería de grupos pequeños); 3) que el niño haya asistido al menos una vez a un centro a cargo de varios profesionales idóneos (guardería institucional).

En los niños que estuvieron al cuidado de algún tipo de guardería (de grupos pequeños o institucional) se tomó como momento de inicio de la cohorte al primer episodio de dicho cuidado, mientras que para el grupo que recibió cuidados en forma exclusiva por familiares, se tomó como tiempo cero al promedio de las fechas de inicio de los otros dos grupos.

Medición de resultados principales

El principal resultado evaluado fueron los días de enfermedad respiratoria que presentaron los niños durante el período comprendido entre los seis meses previos al momento de inicio de la guardería, y los nueve meses posteriores o al cumplir los dos años de edad (lo que ocurriera primero).

Los padres de los niños completaron diariamente un registro sobre el tipo de guardería implementada, la ocurrencia o no de síntomas respiratorios (rinorrea, tos, fiebre, silbidos), el uso de antibióticos por cualquier causa y el ausentismo laboral de algún progenitor por cualquier causa. Esta información fue además contrastada por los registros de las consultas médicas realizadas a los 13, 18 y 24 meses de vida.

Resultados

Como lo muestra la Table 1, los niños que asistieron a guarderías institucionales tuvieron un promedio de días de enfermedad respiratoria mayor que el grupo que asistió a guardería de grupos pequeños y que los niños que tuvieron cuidados exclusivos en el hogar, con una diferencia estadísticamente significativa entre dichos grupos.

Cuidados en su hogar por algún familiar Guardería de grupos pequeños Guardería institucional p-valor
Promedio de días de enfermedad respiratoria (DE) 4,8 (3,39) 4,85 (3,49) 5,54 (4,07) 0,03
Table 1.Resultados del análisis crudo del promedio de días de enfermedad respiratoria entre los tres grupos.

La Figure 1 muestra los días de enfermedad a lo largo del todo el período analizado. Comparados con el grupo con cuidados realizados exclusivamente en su hogar, los niños que asistieron a algún tipo de guardería (especialmente la institucional) sufrieron un aumento estadísticamente significativo en la cantidad de días de enfermedad respiratoria durante los primeros cinco meses de iniciada esta estrategia de cuidado. Pasado ese lapso, las cantidad de días de enfermedad para los tres grupos se volvió similar entre sí y, a su vez, a la del momento previo al inicio de los cuidados.

Figure 1.Evolución temporal del promedio de días de enfermedad respiratoria según el tipo de cuidado adoptado a lo largo del tiempo (reproducido del artículo original, licencia CC BY-NC 4.0)

Los resultados no variaron luego de ajustar por posibles factores de confusión: presencia de hermanos mayores, educación materna, ingreso familiar, estación del año al inicio de la guardería, asma en alguno de los padres y mascotas en el hogar. No pudieron documentarse diferencias en el uso de antibióticos ni en el ausentismo laboral de los padres.

Conclusión

Comparado con el resto de los dispositivos de cuidado, los niños que asistieron a guarderías institucionales tuvieron, durante los primeros cinco meses de comenzado ese tipo de cuidado, un aumento en la carga de enfermedad respiratoria, que pasado dicho lapso descendió a los niveles iniciales.

Fuente de financiamiento

Universidad de Turku, Åbo Akademi, Fundación de Investigación Pediátrica Finlandia y Fondos Gubernamentales de Investigación del Sudoeste de Finlandia.

Conflicto de interés de los autores

Los autores declararon no poseer conflictos de interés.

Comentario

Es de común conocimiento que asistir a guarderías se asocia con un aumento de la incidencia de infecciones del tracto respiratorio en niños2,3,4,5, y los resultados de la investigación que acabamos de resumir apoyan esta asociación.

Entre sus fortalezas, destacamos que la información haya sido recolectada en forma muy detallada y el haber previsto en su diseño el ajuste por potenciales factores de confusión. Sin embargo, quedan por ser contestados algunos interrogantes, por ejemplo ¿si el tiempo de seguimiento hubiese sido mayor, qué diferencias habríamos encontrado?

Conclusiones de la comentadora

Si bien los autores documentaron que, comparados con los niños que fueron cuidados por familiares, los cuidados en guardería tuvieron globalmente un mayor número de días de enfermedad, este aumento podría interpretarse como de mínima relevancia clínica ya que la diferencia es de aproximadamente un día.

Citas

  1. Schuez-Havupalo Linnea, Toivonen Laura, Karppinen Sinikka, Kaljonen Anne, Peltola Ville, Daycare attendance and respiratory tract infections: A prospective birth cohort study. BMJ Open. 2017; 7(9)PubMed
  2. Doyle A B, Incidence of illness in early group and family day-care. Pediatrics. 1976; 58:607-620. PubMed
  3. Strangert K, Respiratory illness in preschool children with different forms of day care. Pediatrics. 1976; 57:191-197. PubMed
  4. Wald E R, Dashefsky B, Byers C, Frequency and severity of infections in day care. J Pediatrics. 1988; 112:540-546. PubMed
  5. Fleming D W, Cochi S L, Hightower A W, Childhood upper respiratory tract infections: to what degree is incidence affected by day-care attendance?. Pediatrics. 1987; 79:55-60. PubMed